"Bajo una dictadura, las elecciones no se pueden utilizar como instrumento para lograr un cambio político significativo, pues los dictadores no están interesados en elecciones que puedan apartarlos de sus tronos". Dr. Gene Sharp

¡

Los Desplazados

Cayó en nuestras manos, gracias a la lucha cibernética del Dr. Juan Felipe García, un video sobre los barrios marginales de La Habana, el cual no nos hubiera llamado la atención (por el parecido con cualquiera de nuestros barrios marginales venezolanos), de no haber sido por varios factores que, si le prestamos atención, les podrían parar los pelos al más escéptico.

Como hemos venido ALERTANDO desde hace muchísimos años, el ser humano es un animal de costumbres: se acostumbra a todo. Es como el famoso cuento – el cual ya estamos más que cansados de repetir – de la ranita que es colocada en una paila con agua tibia, que con el contumaz aumento de la llama, se va acostumbrando al calor hasta que termina totalmente cocinada.


video

No solamente los cubanos ya están acostumbrados a lo PEOR, sino que existen nuevas generaciones que ni siquiera saben lo que es mediocre. He ahí el caso de esa señora (en el video), que está contentísima en La Habana, porque el picadillo habanero CASI no tiene soya. Eso, como si todo picadillo tiene que tener soya, para ser picadillo: la diferencia es la cantidad de soya que le ponen en “la capital”, versus la que le meten en el interior del país.

Esa misma mujer que le encanta el picadillo habanero, está de lo más feliz en La Habana, porque en su pueblo natal, solamente puede comprar (por la libreta de racionamiento) un máximo de 5 huevos (si acaso... y se le olvidó decir que es POR MES), cuando en La Habana tiene la libertad de comprar hasta 7 u 8: ¡qué maravilla!

Estos barrios “ilegales” están formados por cubanos “ilegales” que han sido desplazados de sus pueblos natales, en su mayoría, por motivos económicos. A pesar de la pocilga en la cual viven en La Habana, siempre sigue siendo una “mejoría”. Los habaneros discriminan a los desplazados. A los que vienen de Santiago de Cuba (pueblo natal de los hermanos Castro), les llaman “palestinos”. A cada rato se llevan a cabo redadas para “repatriar” a los “ilegales” y sacarlos de La Habana.

La culpa de todo la tiene “el bloqueo”

Es, por demás, un disco que pareciera rayado al escuchar el eterno cuento chino en el cual se asegura que la culpa de toda esta tragedia, de toda esta destrucción de la producción y de la economía de una tierra que en 1959 estaba en el tercer lugar de la América Latina, por su calidad de vida, la tiene el famoso “bloqueo”. Ahí vemos a un participante en el video, alegar tal cosa.

Pero no es solo dentro de Cuba que se promueve esta conveniente excusa. Fuera de la isla, AQUÍ MISMO EN MIAMI, el régimen tiene papagayos pagados (financiados), para – entre pitos y flautas – correr ese cuento del dichoso “bloqueo”, un bloqueo de “Logroño”, que no es bloqueo… ni es un coño. Algo así como las “sanciones” de Obama a PDVSA, las cuales son “sanciones a destajo”: no son sanciones, ni son un carajo.

Aquí en Estados Unidos y desde Nueva York, nos vino una “abogado” nacida en Venezuela, asentada hoy en Nueva York, casada con un cubano que se la pasa en Cuba, quien entre gritos y vivas, mientras tiene un discurso “opositor” en contra del castro-estalinismo, deja colar el embuste y corre la historia del bloqueo. Escúchenla en este video-audio, grabado en Miami desde el aire, a raiz de su aparición en uno de los programas más escuchados entre la colonia, demócrata, nicaragüense:

video

Para ver el blog completo, visitar http://laabogadoperez.blogspot.com/

Al grupo de esa “abogado” pertenece una venezolana, de apellido Díaz, quien fuera por muchísimos años empleada del CNE. Esta Doctora Díaz nos convocó a una reunión en Miami, en compañía de un cubano llamado Armando Loo, para ofrecernos “financiamiento” con tal de “bajarle el volumen” a nuestras denuncias en contra de la CONCHUPANCIA venezolana, sobre todo ahora que vienen las “elecciones”. Tanto Díaz como Loo ya se habían reunido con Rosales en Perú y han estado muy activos por Colombia, Nicaragua (¡Nicaragua!) y Honduras. Son piezas de la “abogado” y mientras dicen tener el “antídoto” para derrotar “constitucionalmente” al régimen de Chávez, se unen al coro que asegura que las penurias del castro-estalinismo en Cuba se deben al “bloqueo”.

La destrucción no solamente se encuentra en los barrios marginales. La mansión de arriba está ubicada en la Urbanización Punta Gorda, en Cienfuegos - Cuba - una de las zonas más elegantes de ese pueblo, que tanto le gusta visitar al sátrapa de Sabaneta. Vemos cómo era ANTES de la "revolución" y cómo quedó, años después. ¡Todo ha sido destruido estratégicamente!

Estas “quinta-columnistas conchupantes” lo saben, pero el grueso del cubano en Cuba, no sabe que la razón de tanta miseria es estudiada, es parte de la estrategia para mantener a ese pueblo taíno buscando su yuca, día a día, hora a hora: ¡minuto a minuto! Un pueblo en miseria no tiene tiempo para pensar en sublevación cívica, activa, generalizada y sostenida. Ante la nueva realidad CREADA por estos regímenes, la clase media desaparece: ¡se va al exilio! Así ha sucedido en Cuba, en Nicaragua, en Angola y está sucediendo en Venezuela.

Castro pudo hacer de Cuba un chiquero, porque – entre otras cosas – tuvo TIEMPO para hacerlo. El tiempo, cuando se logra, es EL MEJOR ALIADO DE UNA TIRANÍA, sobre todo, de una tiranía de corte castro-estalinista. Hace años que venimos alertando sobre el factor TIEMPO. Entonces, cuando escribíamos desde Venezuela, el tiempo se lo regalaba al régimen aquella funesta organización llamada “Coordinadora Democrática”, hoy es la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) – el mismo perro con diferentes pulgas – quien se encarga de asegurarle al régimen el tiempo que necesita para pasar a las siguientes etapas del castro-estalinismo: la del HAMBRE y la del TERROR.

Ver la "trilogía":

Tiempo

Hambre

Terror

En el video sobre La Habana, vemos cómo el régimen de Castro tuvo el tiempo suficiente como para poner al cubano a pasar hambre y sentir teror. Pero ahora, esta mutación del castro-estalinismo internacional, esta “cosa” que mientan “Socialismo del Siglo XXI”, cuenta con una herramienta con la cual no había contado Castro hasta hace muy poco: LA HERRAMIENTA DE LA CONCHUPANCIA. Mientras tanto, crece el éxodo de venezolanos que buscan oxígeno de libertad allende los mares… y crece LA DESTRUCCIÓN TOTAL DE VENEZUELA.

Cuando Castro llegó al poder, las prostitutas cubanas estaban ubicadas en un sector, en una “zona rosa” de La Habana (como en zonas "adecuadas" en otras ciudades de la isla) y, en la ciudad capital, solamente había un barrio marginal: el llamado “Barrio de Las Yaguas” (mencionado en el video). Hoy las prostitutas están por la libre, jineteando a piernas sueltas… y las Yaguas han proliferados como células cancerosas.

La “abogado” dirá que la culpa de todo, LA TIENE EL BLOQUEO.

Robert Alonso

robertalonso.vip@gmail.com